martes, 14 de mayo de 2013

El río suena...

Apenas hay que saber sumar y restar para comprender que el operativo para mantener a Independiente en la A, ahora que ya no hay promociones, está marcha y con viento a favor. No se cuidan ni de pilotearla un poquito Grondona y sus secuaces.
La posibilidad de que Argentinos hiciera las veces de Banfield el año pasado sacándole las castañas del fuego a San Lorenzo estaba ahí. Pero la seguidilla de resultados negativos, arbitrajes dudosos, y decisiones equivocadas desde el banco de suplentes desataron los rumores. No eran rumores de periodistas o traficantes de secretos. Son los que apenas saben sumar y restar los que suman y restan y sacan conclusiones. Brindisi dice que no, pero al final dice que sí, convencido por Grondona, presidente de la AFA, y de Marconi, jefe de uno de los sindicatos de árbitros. Dicen ellos que tienen derecho a intervenir, por ser hinchas del rojo. Dice Marconi que el SADRA no va a beneficiar a Independiente, que no lo va a dirigir. Claro que va a dirigir a sus rivales directos...
El domingo pasado, Delfino bombeó a Lanús con la expulsión de Pizarro en el primer tiempo, que fue decisiva para la suerte de Lanús. Este fin de semana le va a meter la mano en el bolsillo a Quilmes, que recibe a Newells. Y para definir ese duelo crítico entre Independiente y San Martín de San Juan, designan a Pezzotta, que el sábado cobró un penal imaginario a favor de San Lorenzo.
El que sin querer saca los pies del plato es Luis Segura, pésimo jugador de poker, quien sin un resto de pudor legitimó los rumores, asegurando que no vendió el descenso de su club a la B a cambio de un chori y un vaso de tinto.
Pero amigo, no se queje. Los dirigentes de fútbol son tan transparentes como sus primos hermanos, los dirigentes políticos. Si dicen que hay sequía, hay que aprovisionarse de paraguas. Si dicen que devolverán dólares hay que agarrarse fuerte porque se viene el vendaval.
Será nomás como decía la semana pasada el Beto Alonso, hablando de las responsabilidades dirigenciales en el descenso de River. Le preguntaban al Beto - que, como los borrachos y los chicos siempre dice la verdad - si la mayor responsabilidad era de Aguilar o de Passarella. Alonso decía que la mayor responsabilidad es la de Passarella... por haberse peleado con Grondona.   

3 comentarios:

  1. Muy buen blog y totalmente de acuerdo con esta nota. Pezzota por si fuera poco es del sadra, no solamente es mal arbitro sino que es pro-independiente. Pero me parece que al bicho lo vendieron todos, no solamente Segura. Caruso, los jugadores y hasta los hinchas actuan como si ya se hubieran ido a la B

    ResponderEliminar
  2. no soy del rojo ni de argentinos (soy del millo) pero creo que hay que tener memoria y acordarse del campeonato que le regalo independiente a argentinos en el 2010 que iban 3 a 1 y terminaron entregando el partido en los ultios 10 minutos para el 4 a 3. saludos, claudio

    ResponderEliminar