sábado, 10 de diciembre de 2011

Suerte y Verdad

Mourinho tiene las mandibulas dislocadas de tanto chuparla. Los madrilistas ya no tienen motivos para seguirlo bancando. Ni para sacar la cara por CR7, que arruga siempre en las dificiles, especialmente contra el Barsa. A Mou ya no le queda ni desverguenza para hacer bardo, como cada vez que pierden. Los troncos Ramos y Pepe ya no tienen ni el impulso de tribunear y hacerse echar como para darle motivos al tecnico para pelearse con los referis.
En fin, las editoriales despues de cada clasico de la liga española son siempre las mismas. Otra vez todo del Barsa. Otra vez de punta a punta. Y eso a pesar de haber tenido el Madrid la suerte inmensa de haber ligado un gol a favor a los 25 segundos de juego, cuando recien se acomodaban en la cancha y Valdés le regalaba un gol a Benzema. Demas esta decir: los goles al minuto de juego no se merecen. Sin embargo, Mou la ve diferente. Sin ponerse colorado ni un poquitito, declara que "la suerte ha sido un factor diferencial." Y se hace el tonto cuando le preguntan de los silbidos del publico madrilista a CR7.
No fue de suerte que Messi le sirvio un gol del manual de Pep a Alexis Sanchez, quien luego definio bien. Es cierto que el gol de Xavi es un rebote. Tan cierto como la suerte premia a los que la llaman y el Real Madrid desaparecio despues del gol de Benzema. El tercer gol es otra jugada clasica del ataque catalan: Messi abre para Alves, centro al segundo palo, cabezazo de Cesc y a cobrar. Y no contamos los dos goles de mas que el Barsa debio marcar luego del tercero, gestados por Iniesta que terminaron de casualidad en las manos de Casillas. El Real Madrid corrio todo el partido tras la pelota, que le movian Xavi, Cesc e Iniesta y que en los pies de Messi se transformaban es estiletazos demoledores. No fue el mejor clasico de Messi. Y ademas no anoto. Pero con ese poquito que aporto le sirvio al Barsa para ganar el partido y a la prensa madrilista para confirmar que el duelo lo gana siempre el argentino, porque es mejor y porque no se borra en los clasicos.
Cerremos con declaraciones de tres protagonistas emblematicos:
Dijo Pep: "Pensé que nos iba a costar más."
Dijo Xavi: "Esta es nuestra filosofía, queríamos jugar de esta manera y sabíamos que no podíamos ganar de otra manera. Hemos sido muy superiores."
Dijo Rosell: "les hemos dado un baño, aunque decirlo sea políticamente incorrecto."
Esta todo dicho. Otra vez por K.O. Tirara la toalla Mou? Por mucho menos hicieron renunciar a Pellegrini. Y eso que se quejaban de Valdano...

6 comentarios:

  1. el payaso ese de mourinho no se queja de los arbitrajes ahora porque eso s paquetazos de Pepe, Lass y Concentrao debieron irse con tarjeta roja en el segundo tiempo pero se queja de que estubo mal por no expulsar a messi. son pocos deportivos los del madrid son malos perdedores el mono brasilero marcelo ni siquiera le acepto el saludo a pique al terminar el partido. saludos.

    ResponderEliminar
  2. La de Messi fue una jugada Maradoniana. Nunca me gustó la comparación entre ellos dos, sobre todo porque juegan en posiciones diferentes y con funciones y responsabilidades distintas. Pero esa jugada en particular fue lo más Maradoniano que vi en Messi.

    Iniesta es un groso, después del empate fue el motor, la pausa, el desequilibrio, el pase, en definitiva, el que llevó el partido adelante: Suplió la intermitencia de Xavi, el apuro de Messi, y la poca participación de Fabregas. Y la forma de aguantar la pelota escondiendosela a los defensores, aprovechando el envión de estos para dejarlos sin aire, sacandoles el cuerpo para que no tengan a qué empujar y generando faltas a favor me hicieron recordar al mejor Roman. (Matungos como Lass Diarra y Pepe se vuelven locos porque no tienen contra qué chocar)

    ResponderEliminar
  3. Mourinho es un mal perdedor, siempre fue así. De todas formas, vale destacar el gesto que tuvo con Tito sobre el final del partido.

    http://blaugranatv.com

    ResponderEliminar
  4. Qué decir a esta altura ya del Barcelona que no hayamos dicho. Representa como equipo todo lo que queremos cuando hablamos de buen fútbol.
    No traiciona su estilo aunque vaya perdiendo, aunque se encuentre en desventaja al minuto de juego, de visitante y nada menos que en el clásico ante su eterno rival. Me pareció que no tuvieron su mejor tarde ni Messi ni Xavi, pero es cierto que con muy poco de ambos y el equipo que juega de memoria basta para ganarle a un Madrid sin alma.
    La jugada, como dijo Nahuel, maradoniana de Messi con la defición de Alexis para el Museo y el tercer gol también. Dani Alves la descosió. Pero el segundo tiempo de Iniesta fue sencillamente genial.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Anonimo, salvo en el aspecto un poco discriminatorio de tu mensaje respecto de Marcelo, coincido con lo que decis. La superioridad del Barcelona no es ante todo futbolistica o no empieza por lo futbolistico sino por lo moral.

    Nahuel, Iniesta fue la figura del segundo tiempo. No solo por su gravitacion es esos dos goles que no fueron y en el manejo de la pelota sino por las delicias del final del partido como el sombrero a Khedira o el amague final haciendo equilibrio sobre la raya de fondo. En eso el talento acumulado por el Barsa hace la diferencia porque es muy dificil que Xavi, Iniesta, Messi y Cesc esten apagados al mismo tiempo. Cuando desaparece uno aparece el otro.

    Gabo, es verdad lo de Vilanova pero en todo caso de lo que estamos hablando es de Mourinho entrenador y Mourinho personaje. Es posible que en su vida privada sea una gran persona, pero como deportista tiene todos los vicios de un arquero frustrado que tiene todo el ego puesto en su carrera de entrenador.

    Mujer, ya no queda nada por decir porque ni siquiera pueden acusar esta vez a los arbitrajes, ya que terminaron los 11 de camiseta blanca. Creo que estan resignados, que tiraron la toalla y que quieren dar vuelta la pagina a ver si pueden ser campeones a pesar de perder siempre contra el Barsa. Las lecciones futbolisticas de Pep deberan ser guardadas para mostrarlas a los chicos, especialmente a los nuestros, que ya no se acuerdan de Pedernera, de Duchini y de Menotti.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar